Cada miércoles os presentamos el perfil de algún compañero de la profesión, tanto de personas con muchos años de experiencia que nos pueden dar algunos consejos buenos como de profesionales que están más al principio de sus carreras y a los que acompañaremos en su camino y que están dispuestos a compartir sus experiencias aquí para que otros puedan aprender de ellas. ¿Quieres participar? La entrevista sigue abierta, nos puedes mandar tu información y la consideraremos para su publicación. Hoy le toca a Marián Amigueti.
Marián Amigueti

Marián Amigueti

Traductora, revisora y redactora de contenidos

Página web

¿Quién eres y qué haces?

Soy Marián Amigueti. Traductora del alemán y el inglés al español desde 2002. Además soy revisora, correctora y redactora de contenidos en español. Estoy especializada en marketing, electromedicina e ingeniería. Ayudo a mis clientes (pequeños empresarios y agencias de traducción) a traducir, adaptar y promocionar sus textos al mercado español.

¿Cómo y por qué has empezado a trabajar como traductor/ intérprete/ corrector?

Comencé a trabajar como traductora en los últimos años de carrera en la Universidad de Granada. Me encanta traducir y lo que más me gusta es la fase de documentación. Justo mi primer encargo de traducción fue para un estudiante de Biblioteconomía y me fascinó. Cuando me licencié, comprendí que necesitaba aprender más sobre informática aplicada a la traducción y me fui a Barcelona a cursar el máster Tradumática de la Universidad Autónoma. Lo que allí aprendí marcó un antes y un después en mi carrera. Además, ese año conocí a compañeros con los cuales mantengo relación profesional en la actualidad. Después de trabajar en un departamento de exportación, en una agencia alemana de traducciones técnicas, de lanzarme como autónoma a tiempo completo durante entre 2006 y 2008, trabajar como secretaria de dirección en un despacho de abogados suizo y como jefa de proyectos de traducción en una reconocida empresa de traducción, he conseguido un perfil bastante versátil y sé adaptarme bien a las necesidades de los clientes. Llegué a la revisión y a la corrección un poco por casualidad. Cuando trabajaba como jefa de proyectos, surgió un encargo de traducción del alemán que había que revisar y nadie estaba disponible. Entonces, yo me ofrecí y salió tan bien que parecía algo innato. Así que en cuanto tuve ocasión, me especialicé con el Curso de Corrección de Cálamo y Cran y ahora la revisión se ha convertido en una parte muy importante de mi labor profesional. Hasta me he animado a impartir mi propio curso de corrección por la Fundación UNED.

¿Tenías un plan más o menos formal antes de empezar la aventura de trabajar como autónomo/ tener tu propio negocio?

Sí. He leído mucho sobre marketing y gestión empresarial porque me apasiona y sí que tengo un plan detallado por escrito.

¿Cuál es el mejor consejo que jamás has recibido acerca del emprendimiento?

Pues diría que perseverar mucho, hacer seguimiento de los resultados y cambiar de estrategia si es necesario. La cuestión es no perder el foco sobre dónde y qué queremos alcanzar. Creo que cada empresario tiene que hacer una labor de introspección para descubrir sus talentos, conocer las necesidades del mercado, definir su nicho (no todo el mundo es su cliente ideal), y muy importante, valorar qué es lo más importante cuál es su visión concreta (no todos aspiramos a lo mismo) y avanzar en esa dirección.

¿Qué consejo le darías a un estudiante de traducción/ un traductor que está muy al principio de su carrera como autónomo?

Que persevere mucho, que no se desanime si sus primeros encargos no son sus encargos ideales. Roma no se construyó en un día. A lo mejor le encantaría traducir impresionantes páginas web sobre marketing de empresas muy reconocidas o traducir los subtítulos de sus series favoritas. O simplemente aspira a recibir miles de encargos o a adquirir prestigio o reconocimiento pronto. Esto es una carrera de fondo y les animaría a que de cada encargo que tuvieran trataran de sacar el máximo provecho. Como una pequeña lección. Que se lo tome como un reto personal. Imaginemos que vamos a traducir unos materiales promocionales sobre unos productos muy especializados. Mi recomendación es que investigue y trate de hacerse un especialista sobre esos productos. Por ejemplo, leyendo catálogos, descripciones, viendo imágenes, averiguando cómo funcionan, consultando con expertos, etc. Tanto en la lengua de partida como en la lengua meta. En definitiva, que se “empape” lo máximo posible para convertirse en un experto en ese producto sobre el que va a traducir.

¿Usas redes sociales? ¿Por qué/ por qué no? ¿Cuáles?

Sí. Lancé mi marca personal en octubre de 2015 y estoy colaborando estrechamente con Hello Translator y con Lucie Davioud. Uso principalmente Linkedin (donde tengo unos 3000 contactos), Facebook, y en menor medida Twitter y Google+.

¿Tienes un blog? ¿Por qué/ por qué no?

Colaboro con el blog de Hello Translator. Por el momento no he lanzado el mío propio, pero espero hacerlo pronto. Son muchísimas las ventajas y me encanta escribir. Estoy definiendo mi lector ideal. Quiero dirigirme a agencias de traducción y posibles clientes directos europeos.

Sarah Henter

Sarah Henter

Directora

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com